El balance de Lucio Redivo
Imprimir E-mail

 

Experiencia. El año pasado, luego de cinco temporadas en Bahía Basket, Lucio Redivo partió hacia España para comenzar su primera etapa fuera de casa jugando en el Reta Bilbao Basket.

El primer egresado de Bahía Basket no pierde la cabeza. Se lo ve feliz por haber disputado su primera temporada de ACB, pero tiene en claro que no hay que bajar los brazos y seguir trabajando día a día.

“Cuando arranqué en Bahía y vi esa clase de jugadores y el nivel que tenían, al principio me costó mucho. No podía ni sacar el tiro. Pero me fui preparando de a poco. Al ser petiso y de físico chico, traté de mejorar la velocidad y la rapidez al tirar, y fui progresando hasta que me dieron la oportunidad. Ahí traté de aprovecharla al máximo. En España, salvando las distancias, me sucedió lo mismo, y terminé jugando todos los partidos”, afirma.

¿Su futuro? Por ahora es incierto, actualmente se encuentra trabajando con el departamento médico de Bahía Basket para recuperarse de un desgarro en el aductor derecho, lo cual lo marginó de la Selección Nacional en la últimas ventanas eliminatorias, rumbo a China 2019. Luego, serán tiempos de decisiones.

¿Cuál es el balance personal que hiciste de la temporada en Bilbao?
-El balance fue positivo. Traté de mejorar lo más que pude, y por suerte he logrado mejorar muchas cosas de mi juego.
Es una liga donde se juega muy pausado, por eso tuve que aprender a frenar mi ritmo. Si bien mi estilo pasa por jugar rápido, ser agresivo e intenso, es una liga en la cual a los técnicos les gusta jugar más pausado, y con posesiones de 24 segundos.
En ACB se defiende mucho y con mucha intensidad, por lo que se hace muy difícil jugar 6 o 7 minutos seguidos porque la exigencia es al máximo.

¿Cómo fue tu adaptación a la ciudad y al equipo?
-Mi adaptación fue muy rápida. Mis compañeros desde el principio de la temporada me trataron de la mejor manera.
Bilbao es una ciudad muy linda, si bien llueve mucho y hace frío, es muy lindo vivir ahí.
La gente también es muy amable, todos me trataron de la mejor manera desde mi llegada.

¿Cuáles son las principales diferencias qué encontraste?
­-Lo principal es que si no se defiende, no se puede jugar. Hay que estar atentos durante todo el juego porque son todos grandes jugadores.
En ataque tus mismos compañeros te hacen estar activos todo el tiempo. Jugar un solo partido por semana hace que cada juego sea una final, y lo que te toque jugar, sean 2 o 20 minutos, se tiene que hacer al máximo.
El juego es más pausado, se defiende mucho y las bolas son más largas. El hecho de ser una liga muy física, no te permite jugar más de 6 o 7 minutos seguidos porque el desgaste es muy grande.

A pesar de que el equipo no pudo mantener la categoría, ¿cómo viviste el acompañamiento de la gente a lo largo de la temporada?
-Siempre estuvimos muy acompañados. La gente que vive en Bilbao es muy fanática del club y eso se nota cada vez que salís a la calle.
La gente llegaba a la cancha 2 o 3 horas antes del juego para alentarnos. Cuando quedaban pocos partidos, y con el equipo ya descendido, el estadio estaba lleno de gente. Es algo que voy a recordar siempre. Estoy y estaré siempre agradecido con ellos.

¿Cómo trabajaste el aspecto mental?
-Tenés que ser fuerte mentalmente. Yo lo trabajé con un psicólogo deportivo, eso me ayudó mucho porque jugábamos un solo partido por semana y la espera es mucha, sobre todo si habías tenido un mal partido, porque querías salir ya a la cancha a corregir los errores.
Además, si venís de una mala racha y el técnico no te pone, quizás te quedas un mes sin jugar.
Igualmente me ayudó a crecer como jugador y a estar concentrado en cada entrenamiento y en cada minuto que me tocaba estar en cancha.

¿Qué es lo que más extrañas de Bahía Blanca?
-Obviamente que a mi familia y amigos. Se extraña ir Pacífico a tirar o a ver los partidos de mi hermano. También venir a visitar a los chicos de Bahía Basket, compartimos muchos momentos juntos y se extrañan.
Cada vez que vengo trato de disfrutar al máximo de Bahía Blanca.

¿Ya definiste cual será tu futuro?
-Todavía no definí nada, por ahora estoy recuperándome de una lesión. Poco a poco estoy volviendo y tengo mi cabeza puesta en eso.
Lo que viene lo decidiré en un futuro, pero sí sé que me gustaría seguir jugando en la ACB.

Comentarios (0)Add Comment

Escribir comentario
corto | largo

security code
Escribe los caracteres de la imagen


busy